viernes, 19 de junio de 2015

PAUTAS PARA PROFESORES DE ALUMNOS TDAH




Cómo impartir las clases:
Ofrecer un alto grado de motivación, participación y refuerzo multisensorial.
Evitar la abundancia de explicación verbal y el dictado del material.
Las lecciones deben de ser dinámicas y estructuradas para motivar el aprendizaje. Las rutinas ayudan a una mejor organización.
Explicar con detalle los procesos sobre cómo hacer las cosas.
Enseñar técnicas de estudio, con aplicación práctica en el aula.
Fomentar el trabajo cooperativo entre alumnos para ayudar en la dedicación continua a una misma tarea.
Dividir el trabajo en pequeñas cantidades para ayudar al cumplimiento de cada una de las tareas.
Tratar de empatizar con el alumno a través de una actitud de autoridad, apoyo y confianza, para que se sienta apoyado en el proceso del aprendizaje.

Para lograr que el alumno aprenda a aprender:
Actuar como mediador entre el joven y las estrategias y habilidades para aprender, asimilar y dominar contenidos.
Aplicar una enseñanza para todos, de tal modo que se responda a las necesidades de los diferentes alumnos, asegurando el éxito académico. Para ello, hay que cambiar el concepto de decirle al estudiante lo que ha hecho mal, por el de enseñar a cómo
hacerlo bien. Asimismo, hay que:
- Conocer las debilidades y fortalezas de cada alumno.
- Transmitir conocimiento vinculado a la asociación y la vivencia.
- Favorecer el análisis de la información.
- Motivar la realización de ejercicios prácticos.
Mantener una comunicación fluida con los padres para informarles de cómo pueden ayudar para fortalecer el aprendizaje de sus hijos


Motivar al alumno para que trabaje:
Ofrecer algún tipo de incentivo que ayude al alumno a interesarse por conseguir alguna meta.
Fomentar la persistencia como una vía para obtener el éxito.
La motivación depende en gran parte de las posibilidades reales de conseguir lo propuesto. Por el contrario, la desmotivación es fruto de una elevada dificultad.
A través de las tareas, los alumnos buscan satisfacer una serie de necesidades, que hay que ayudarles a conseguir:
- Independencia, mediante la toma de sus propias decisiones.
- Capacidad de resolución, tras comprobar que pueden hacer las cosas por si mismos de manera satisfactoria.
- Sentido de pertenencia, formando parte de algo más grande.
- Estimulación, a través de encontrar placer con lo que se hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada