lunes, 7 de septiembre de 2015

Así es como debes dar una orden a tu hijo

l.peraita. 11/08/2015



Obtener un buen resultado cuando le mandas algo,
no tiene porqué ser el resultado de un conflicto
Si unos padres quiren hacer un pequeño ejercicio de reflexión sobre lo que le dicen a sus hijos pequeños, se podrán dar cuenta de que se pasan el día dando órdenes. Quizá, y en la mayoría de los casos, una misma orden es repetida en numerosas ocasiones porque el niño no la cumple, lo que hace que los padres recurran al imperativo cada vez de forma más desesperada y acaben diciéndoselo a gritos.
Según Rocío Ramos-Paúl «Supernanny» y Luis Torres, autores de «Niños: instrucciones de uso», es aconsejable seguir una serie de pautas para dar una orden de manera correcta:

- En primer lugar hay que limitarse a dar una sola instrucción: Si se le dice «deja de jugar, recoge, prepara el pijama y cuando estés en el baño me avisas», lo más seguro es que el niño no se acuerde de todo ya que su capacidad de atención es limitada.

- Ser claros: es muy importante decirles exactamente qué es lo que esperamos. No es lo mismo decir «arréglate» que lávate las manos y péinate».

- Hacer una pausa para comprobar si el niño ha entendido la orden. Una buena táctica es pedirle que repita lo que tiene que hacer y las consecuencias de no hacerlo. A partir de ese momento, ambos autores recomiendan a los padres que no vuelvan a repetir la orden, con lo que se ahorrarán el enfado. El niño sabe perfectamente lo que tiene que hacer.

- Repetir el mensaje: solo en el caso de que el pequeño no lo haya entendido.

- Hacer con él lo que le hemos pedido: cuando se hace el remolón, es preferible que los padres comiencen a realizar la orden con él y después se retiren para que el niño prosiga solo. «Vamos, te ayudo a recoger los juguetes» es un buen comienzo, mientras se le lleva de la mano a su habitación.

- Reforzarle cuando nos haga caso. No se trata de comprarle nada, basta con un «estamos muy contentos por lo bien que has ordenado tus juguetes» acompañado de un beso.

- No iniciar otra actividad hasta que no se haya cumplido la orden.


No hay comentarios:

Publicar un comentario