lunes, 20 de octubre de 2014

Hablar de la sexualidad con los adolescentes


Consejos para hablar de sexo con los hijos en la adolescencia

Cuando respondemos a la curiosidad de los niños sobre sexualidad, mucho antes de la adolescencia, los padres solemos transmitir conocimientos anatómicos,
pero adentrarse en el terreno de la sexualidad es algo más complejo, porque en él se mezclan información y emociones. Muchos padres optan por no hablar de la sexualidad con los adolescentes porque no encuentran la manera de hacerlo. A continuación os damos algunos consejos.

Hablar de sexo con el hijo adolescente

Hablar del tema cuanto antes, del modo más natural y positivo posible, es mejor que hablar de los peligros.
Prestar atención a las palabras que los niños y los adolescentes utilizan para hacer sus preguntas, que muestran qué es lo que saben al respecto.
Respetar su intimidad.
Llamar a las cosas por su verdadero nombre, para que puedan asociar sus diferentes fuentes de información.
Ofrecerles libros y revistas especializadas que les servirán a la hora de preguntar.
Animar a los adolescentes a informarse, mostrarles que hay gente dispuesta a ayudarles.
Procurar que sea el padre u otro hombre el que informe al chico y la madre u otra mujer la que informe a la chica.
Aprovechar las ocasiones, cuando se presenten, para decir lo que no nos parece bien, respetando siempre a las personas.

Reaccionar ante la pornografía

No ver esas imágenes con los jóvenes, sino hablar de ellas, para decirles que eso hiere nuestra sensibilidad de adultos y que las consideramos malas para ellos. Si, aún así, las ven, lo harán siendo conscientes de que están transgrediendo una norma.
Evitar que los adolescentes tengan un ordenador o un televisor en su habitación. Utilizar programas o filtros de control paterno en el ordenador familiar, sabiendo que hay ordenadores accesibles en otros lugares. Consultar cada cierto tiempo el historial de páginas visitadas.
Insistir en las medidas de seguridad en internet: no dar nunca datos personales a desconocidos, no participar en foros o blogs porno, en los que entran también adultos malintencionados.
Guillemette de la Borie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada