viernes, 30 de noviembre de 2012

RESOLUCIÓ 1ª PREGUNTA: PLATÓN, La República, L. VI, 507a-507b



-Afirmamos y definimos en nuestra argumentación -dije- la existencia de muchas cosas buenas y muchas cosas hermosas y muchas también de cada una de las demás clases.
-En efecto, así lo afirmamos.
-Y que existe, por otra parte, lo bello en sí y lo bueno en sí; y del mismo modo, con respecto a todas las cosas que antes definíamos como múltiples, consideramos, por el contrario, cada una de ellas como correspondiente a una sola idea, cuya unidad suponemos, y llamamos a cada cosa «aquello que es».
-Tal sucede.
-Y de lo múltiple decimos que es visto, pero no concebido, y de las ideas, en cambio, que son concebidas, pero no vistas.
-En absoluto.
-Ahora bien, ¿con qué parte de nosotros vemos lo que es visto?


-Con la vista -dijo.
-¿Y no percibimos -dije- por el oído lo que se oye y por medio de los demás sentidos todo lo que se percibe?
-¿Cómo no?
-¿No has observado -dije- de cuánta mayor generosidad usó el artífice de los sentidos para con la facultad de ver y ser visto?
-No, en modo alguno -dijo.
-Pues considera lo siguiente: ¿existe alguna cosa de especie distinta que les sea necesaria al oído para oír o a la voz para ser oída; algún tercer elemento en ausencia del cual no podrá oír el uno ni ser oída la otra?
-Ninguna -dijo.
-Y creo también -dije yo- que hay muchas otras facultades, por no decir todas, que no necesitan de nada semejante. ¿O puedes tú citarme alguna?
-No, por cierto -dijo.
-Y en cuanto a la facultad de ver y ser visto, ¿no te has dado cuenta de que ésta sí que necesita?
-¿Cómo?
-Porque aunque, habiendo vista en los ojos, quiera su poseedor usar de ella y esté presente el color en las cosas, sabes muy bien que, si no se añade la tercera especie particularmente constituida para este mismo objeto, ni la vista verá nada ni los colores serán visibles.
-¿Y qué es eso -dijo- a que te refieres?
-Aquello -contesté- a lo que tú llamas luz.
-Tienes razón -dijo.
PLATÓN, La República, L. VI, 507a-507b

1.- Sintetitza les idees del text mostrant al teu resum l’estructura argumentativa o expositiva desenvolupada per l’autor(fins a 2 punts)
Plató argumenta que hi ha dos tipus de coses i que casdascú pertany a una realitat i una existència diferent. Unes són les coses sensibles que són múltiples i canviants, allò vist, dona com a exemple que hi han moltes coses belles, en canvi sols hi ha una idea de bellesa, que pertany al món de les idees, món intel.ligible, allò concebut, que és únic i etern, i de les quals participen les coses del món sensible. Aquestes difrències entre els dos móns, en quan a la seua existència, serien ontològiques-
Però aquests objectes també presenten diferències epistemològiques, és a dir respecte a com és conèixen i am què és conèixen. Mentre que els objectes es poden percebre per els sentits, cos, però no es poden comprendre per la raó, les idees no poden percebre per els sentits però es poden comprendre mitjançant la intel.ligència, propia de la facultat racional de l’ànima.
Tots dos necessiten d’un tercer element diferent al propi objecte i a la facultat de conèixer (la vista i la intel.ligència respectivament), aquest element és la llum, la claretat.
Plató conclou fent una analogia entre la llum i la idea del Bé, argumentant que la llum, el sol, és fill del Bé ja que fa ña mateixa funció però en una realitat diferent. La funció del Bé és ser la causa de la resta de les Idees i principi de les coses, donant-les el seu sentit.
 Contestació d'un alumne: P.C.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario