jueves, 10 de enero de 2013

REDACCIÓN: el valor del metodo para el conocimiento cientifico y moral


Descartes tenia como objetivo un método que tuviese un valor absoluto y que pudiera resolver todas las dudas en todos los campos científicos para lograr evidenciar las dudas. En Fléche inició su formación, sólida, de carácter escolástico, pero no le convence, ya que sus múltiples opiniones no le dejan diferenciar lo
verdadero de lo falso. Quería conocer el gran libro del mundo, así que se embarco en diferentes guerras europeas, pero se da cuenta que la diversidad cultural tampoco le parece un criterio seguro para enseñar el camino seguro que lleve a la razón a descubrir verdades y evitar el error.
Es cuando se da cuenta de que solo siguiendo a la razón se podrá llegar a la certeza, por eso se encierra en una habitación en Alemania y crea el método cartesiano basado en en el axiomático de Euclides. Quería formular una teoría universal de acuerdo con un único método fomentado en la razón. Después viajará por toda Europa para ponerse en contacto con otros científicos, finalmente se establece en Holanda y escribe El tratado del mundo, en el cual formula toda la ciencia en unos pocos principios metafísicos. Este método  será el objetivo final de Descartes y tenia dos objetivos: unificar todas las ciencias o disciplinas en una sola y que todas dependan de la razón humana. Quiso proporcionar principios para poder avanzar en el conocimiento científico y descubrir nuevas verdades evitando el error. Además, se dio cuenta que muchos métodos ya formulados son nulos y no le convences.
Rechaza el método hipotético-deductivo porque separa la ciencia de la filosofía, rechaza el axiomático de Euclides porque solo sirve para la geometría y otros campos de la ciencia. Si las premisas iniciales son falsas el teorema será falaz, además no se puede llegar a nuevas conclusiones.
También rechaza la experiencia sensible y el método silogístico ya que no se fía de los datos sensibles. La lógica aristotélica si que es segura, porque es una forma de conocimiento basada únicamente en la razón, pero solo sirve para demostrar verdades ya conocidas. Toma como base las matemáticas, pero las de esa época no podían contribuir porque eran demasiado abstractas.
Descartes cogerá como base el método de deductivo y lo aplicará a todas las ciencias, este método tiene 4 reglas fundamentales, la primera será la evidencia, es una actuación irresoluta o no actuación, alegoría del viajero de la moral provisional.
Descartes supera la evidencia y afirma que la verdad y certeza son posibles y la razón humana es suficientemente poderosa como para conseguirlo. Establece un método o sistema de conocimiento en el cual no se acepta nada como verdadero, sino es evidente por si mismo y totalmente indudable, rompe con los postulados y certezas tradicionalistas, rechaza a Aristóteles y a la Escolástica, decide confiar solo en la razón y comenzar desde cero. Toda duda deberá evitar los vicios de la prevención (incapacidad de admitir como evidencia  algo que lo es por no contradecir a la tradición) y la precipitación (admitir algo como evidencia sin serlo para reformar alguna cosa). Una idea evidente es aquella encontrada por la razón y no incluye los vicios mencionados anteriormente, para evitarlos utilizaremos la intuición, procedimiento de la mente que se opone a la percepción sensible, las ideas son claras y distintas y esto es por su carácter innato.
La segunda regla es el análisis. El método intenta reconstruir el saber de la época. Descartes dividirá los problemas en partes más fáciles para así resolverlos de forma más sencilla. La síntesis dice que los principales procedimientos del conocimiento son la intuición y la deducción. La intuición es una luz natural por la cual no capturamos ningún error y de manera inmediata las ideas simples y verdaderas, porque son evidentes por si mismas. Entendemos por deducción cualquier inferencia necesaria a partir de otros hechos que son conocidos con certeza. La inteligencia descubre conexiones y las recorre por la deducción. Ahora intentaremos llegar a las conclusiones más difíciles. Esta parte del método sigue el proceso de búsqueda de los principios evidentes de la metafísica. Se ha de actuar, crea una moral provisional que medirá como actuar.
La última regla, la enumeración, todo se debe analizar y sintetizar para no cometer fallos.
Hasta que este método este totalmente concluso, Descartes utiliza la moral provisional, intentando controlar las pasiones mediante la razón para que manden las ideas claras y distintas. La virtud que lleva este control y que representa el ideal de conducta cartesiana es la prudencia, esta moral provisional tiene una fuerte influencia estoica cuya finalidad ética era la felicidad para conseguir la sabiduría. Para ello todo lo que ocurría en la vida humana y en la naturaleza se basaba en la razón universal. La única manera de conseguir la felicidad era eliminando las pasiones (apathia) y aceptar razonablemente el orden natural inmutable, ya que la aceptación del destino hará encontrar al hombre la felicidad, la sabiduría y la libertad.
Descartes tenia muchos puntos en común con los estoicos, propone la adecuación a la realidad y al sometimiento a la razón, que tiene como sujetos a nosotros mismos y no al universo, como única forma de ser feliz, sabio y libre. La conducta racional consiste en reconocer nuestros límites y el estrecho campo de acción. Está moral se divide en tres máximas y una conclusión. La primera máxima no es una propuesta al conformismo acrítico, está llena de duda , y hasta que podamos aplicar el método, es decir, unos principios verdaderos , debemos seguir la tradición con el ejemplo de los más moderados. El mejor ejemplo para Descartes es el amoralismo, la falta de norma.
 Por tanto en esta máxima nos invita a ser prevenidos, ya que está a favor del tradicionalismo. Está segunda máxima se explica con la analogía del viajero: un viajero se pierde en un monte, si no hace nada seguro que no sale, pero si toma una decisión ha de seguirla hasta el final, porque así, a lo mejor, podrá salir; por tanto está en contra de la parálisis, hay que actuar.
La tercera máxima pone de manifiesto su influencia estoica, debemos ser amos de nuestros pensamientos, y no nos tienen que influir los objetos externos, para ser felices no tenemos que cambiar las cosa solo controlar nuestros pensamientos.
Como conclusión dice que debemos decidir entre la mejor ocupación de los hombre y las mujeres, y esto es la filosofía, ya que cultiva la razón y lleva al conocimiento de la verdad, la cual nos lleva a una conducta justa y buena.

Redacción elaborada por un alumnos S.I.P.  Puntuada con un 3,25 sobre 5.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada